Mujer sufre violencia física en tienda comercial de Tlaxcala, en pleno ‘Día Naranja’

Rosa SÁNCHEZ

En el Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer, una de ellas denunció abuso físico por parte del personal de vigilancia del centro comercial Aurrera en Tlaxcala, ya que los sensores de las puertas se activaron cuando quiso salir, lo que sirvió de excusa para que los trabajadores la manosearan y exhibieran como “ratera”, denunció.


De acuerdo con la denuncia que hizo Mery D., en sus redes sociales, los hechos ocurrieron la tarde de este 25 de noviembre, es decir, en Día Naranja (Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer), cuando los sensores se activaron y de inmediato los vigilantes la señalaron y le pidieron que se detuviera.


Posteriormente, escribió, “solo les diré que terminé manoseada, humillada y sin una disculpa por sus acciones”, esto, luego de ser ‘prácticamente señalada de intentar robar un artículo, hecho que fue totalmente falso.

Marchan para exigir alto a los feminicidios y a la violencia

Cerca de las 16:00 horas de este día, cientos de mujeres integrantes de colectivos feministas arribaron al zócalo capitalino para llevar a cabo un mitin en el marco del Día Internacional de la No Violencia Contra la Mujer y para exigir un alto a los feminicidios, así como que los que se han cometido en la entidad sean esclarecidos.


El contingente marchó custodiado por elementos de la Policía Estatal, quienes hicieron los cortes viales pertinentes por las principales calles de la ciudad de Tlaxcala para evitar cualquier incidente, así como cuidando la integridad física de las participantes.


Con cánticos, frases como #VivasNosQueremos y cartulinas con distintas consignas, las integrantes de varias organizaciones sociales y feministas entraron a la explanada del Palacio de Gobierno, alertando sobre el peligro que corren las mujeres en México por el “machismo asesino”.


Entre sus mantas demandaron la localización con vida de la maestra desaparecida en Apizaco hace dos meses, Daniela Muñoz de 25 años, cuyos padres estuvieron ahí y afirmaron que “no dejaremos de hacer ruido” hasta que las autoridades estatales y federales les den un apoyo definitivo.


En su mayoría las marchistas de todas las edades portaron un atuendo negro y un moño color púrpura, con quienes también se sumaron niñas y algunos hombres, quienes colocaron en el piso una rotonda con cruces color rosa con los hombres de mujeres que han sido víctimas.


También resaltó que esos colectivos se manifestaron en favor del aborto legal en el Estado de Tlaxcala.


En su pronunciamiento general, las activistas exigieron políticas institucionales para, entre otros aspectos, reeducar a los hombres en temas de violencia, interrupción legal del embarazo en todos los hospitales del Estado, instalación de un grupo de expertos y expertas para diseñar una estrategia para combatir la violencia de género; “ni un paso atrás en los derechos de las mujeres”, subrayaron.